“La osteopatía como tratamiento es segura, eficaz e indolora”

En 2016, Adriana Lorenzo Carnota inauguraba su clínica de Fisioterapia y Osteopatía en las instalaciones del Centro Dental Macía, aunque su trayectoria profesional comenzara bastante antes. Desde entonces, demuestra en la práctica día a día los grandes beneficios de la osteopatía, una disciplina basada en la anatomía y fisiología del cuerpo en busca de la prevención de patologías y la conservación de la salud.

IMG-20170202-WA0003

Adriana Lorenzo en su despacho de Fisio Macía.

¿Qué es un osteópata?

Un osteópata es un profesional de la salud que se encarga de diagnosticar y tratar las disfunciones de movilidad de todos los tejidos del cuerpo para buscar el equilibrio en todos los niveles funcionales del cuerpo humano. El objetivo del osteópata es favorecer la movilidad y motilidad de todos los tejidos de nuestro cuerpo para que tengan la mejor función fisiológica y libre circulación de todas las informaciones. Se basa en la anatomía y fisiología del cuerpo y el contexto sobre todo de la prevención y la conservación de la salud.

¿En qué se diferencia de un fisioterapeuta?

La principal diferencia que existe es que el enfoque del tratamiento y la capacidad de diagnóstico es más amplia a nivel del osteópata, ya que normalmente este último no solo trata el síntoma o alivia el dolor, sino que busca el origen del problema con el objetivo de restaurar y mantener el equilibrio de todo el sistema para permitir recuperar la capacidad de nuestro cuerpo de autorregularse.

¿Acudir a una consulta de osteopatía tiene algún peligro?

Nunca debería serlo si recurres a un buen profesional de la salud para que te apliquen el tratamiento correcto. En España, el único profesional sanitario que tiene competencia para practicar la osteopatía es el fisioterapeuta o cualquier otro profesional que haya cursado una carrera universitaria que tenga que ver con la salud. La osteopatía como tratamiento es segura, eficaz e indolora.

inaugura2

Adriana Lorenzo el día de la inaguración de su clínica, el pasado año 2016.

¿Qué dolores se pueden curar con osteopatía?

La osteopatía es una terapia manual que no solo trata nuestro sistema músculo esquelético. Desde que nacemos y durante nuestra vida estamos sometidos a “agresiones” físicas, por ejemplo, un traumatismo, un accidente, o una cirugía; agresiones químicas como las medicinas o ciertos alimentos; y a nivel emocional como el estrés o miedos… Cualquiera de ellos puede desequilibrar nuestras estructuras y funciones del cuerpo. Por lo tanto, tratamos dolores de origen mecánico, visceral y emocional.

¿Está recomendado para lesiones derivadas de la práctica del deporte?

Claro que sí ya que la actividad física genera múltiples beneficios pero también lleva a desequilibrios que pueden provocar a la larga lesiones crónicas, por eso no debemos solo acudir como tratamiento a causa  de alguna lesión. Como método preventivo es mucho mejor para equilibrar nuestras líneas gravitatorias.

¿Todas las dolencias pueden ser tratadas con osteopatía?

Sí. Por ejemplo, en enfermedades degenerativas o en el cáncer, no podemos tratar la enfermedad en sí, pero sí mejorar la calidad de vida de quien las padece. El tratamiento dependerá de cada dolencia y de cada persona ya que cada uno somos diferentes.

¿Para qué clases de dolor es efectiva la osteopatía?

La osteopatía es efectiva sobre todo para aquellos dolores o molestias que se repiten normalmente en el mismo sitio o se manifiesta con la misma sintomatología. Normalmente vamos al médico y solo nos exploran donde nos duele pero la mayoría de las veces esas molestias van más allá del músculo y se trata de dolores de origen visceral, parietal, reflejo, proyectado o emocional. Entonces, el osteópata estudia a fondo el cuerpo y los síntomas que nos envía para conocer su estado en todo momento.

¿Cuándo hay que acudir al osteópata?

Como decía antes, no solo cuando tenemos una lesión, molestia o dolor, sino que también personas que tienen una enfermedad diagnosticada o una lesión en su espalda o sistema músculo esquelético deberíamos hacer una revisión preventiva de vez en cuando y acudir al menos una sesión cada 2 o 3 meses, en función de lo que cada uno necesite.

inaugura1

Adriana Lorenzo en su despacho con el doctor Javier Macía.

¿Existe alguna relación entre los problemas bucodentales y maxilares y los músculo-esqueléticos?

La osteopatía craneal y la odontología es una conexión muy importante porque los estados que afectan a la boca y dientes pueden tener efectos directos sobre el resto del cuerpo ya que tenemos un sistema fascial que hace que todas las partes de nuestro cuerpo estén estrechamente interconectadas. La boca y la mandíbula están relacionadas con el cráneo y resto del cuerpo por eso los cambios es estas zonas influyen en el cuerpo y viceversa.

¿Puede ser de utilidad la osteopatía para niños con ortodoncia?

Claro que sí ya que un cambio en la dentadura hace que las líneas de fuerza de la mandíbula y del maxilar superior se reordene y cambien la  morfología de la mandíbula y de la totalidad del cráneo. No es extraño que durante el tratamiento con ortodoncia aparezcan síntomas como migrañas, vértigos, acúfenos, neuralgias, dolor en las cervicales, dolor en la cara anterior del cuello por contracturas en la musculatura suboccipital y de la musculatura supra e infrahioidea. Por lo tanto, la osteopatía ofrece un amplio abanico de posibilidades y técnicas que permiten aliviar estas molestias.

¿La osteopatía tiene contraindicaciones?

En sí son escasas  y relativas. Sí estaría contraindicado en patologías degenerativas y en sus estados agudos o infecciosos tales como cáncer, esclerosis en placas, poliartritis… Los pacientes afectados por estas dolencias pueden, no obstante, beneficiarse de la osteopatía fuera de la etapa aguda o de crisis.  Pero en realidad cuando hablamos de contraindicaciones hablamos más bien de la técnica a realizar ya que el osteópata escogerá la mejor técnica en relación a cada paciente.  Por ejemplo, un paciente que tiene osteoporosis podrá realizar tratamiento de osteopatía pero en este caso las técnicas de alta velocidad de manipulación vertebral estarán contraindicadas. Pero eso no quiere decir que no podamos realizar muchas otras técnicas de movilización con él. Otro ejemplo. Un traumatismo reciente puede ser una contraindicación, especialmente en el caso de fractura o de traumatismo craneal. Una vez más, la osteopatía podrá estar perfectamente indicada más tarde, cuando la fase crítica haya pasado y cuando se haya aplicado el tratamiento específico  eventualmente necesario.

Existen muy pocos casos en los que la osteopatía esté verdaderamente contraindicada. La mayoría de las veces, aporta una gran ayuda al paciente, permitiéndole recobrar rápidamente el mejor equilibrio posible.

¿En cuantas sesiones de osteopatía se consiguen mejoras?

Normalmente no hay protocolos. Depende de la patología y de cada persona, pero normalmente el paciente tiene que ir notando mejoría con cada sesión y podemos decir que, si es un problema agudo, en 3 sesiones podemos conseguir su correcto equilibrio. Si se trata de un problema crónico o de terreno en el que haya que modificar la alimentación y los hábitos del paciente, necesitamos más sesiones, pero normalmente la mejora debe darse con cada sesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *