Los cinco pasos de la caries

Imagen

Las caries no se presentan de la noche a la mañana y su evolución, a mejor o a peor, está directamente relacionada con nuestro grado de responsabilidad. Revisiones dentales y buenos hábitos de alimentación son determinantes para minimizar sus efectos. Por eso hemos elaborado esta infografía, para que todos seamos conscientes de los distintos procesos, o fases, que se van sucediendo en nuestra boca antes de generarse una caries.

 

Caries5

Infografía: Alimentos cariogénicos

Imagen

¿Qué son los alimentos cariogénicos?

Pues aquellos que forman ácidos generadores de bacterias con capacidad intrínseca de producir caries. La cariogenicidad de un alimento es mayor dependiendo del momento concreto en el que se consume. Entre comidas son más dañinos al quedarse entre los dientes, y por la ausencia de una salivación que si es muy abundante durante las comidas.

Aquí tienes una infografía que hemos preparado para visualizar los alimentos más ‘peligrosos’ para tus dientes, y el Top 10 de los que mejor se llevan con la caries dental:

Caramelos y golosinas – Refrescos – Patatas fritas – Zumos de frutas con azúcares añadidos – Chocolate – Helados – Barritas energéticas – Bollería en general – Azúcar, miel, café o infusiones en exceso – Cualquier snack entre comidas 

Infografía, alimentos cariogénicos

Enjuague bucal, no todo es verdad

El uso de los enjuagues bucales se ha ido generalizando en los últimos años y hoy son un complemento ideal de la salud bucodental. Especialmente indicados en la lucha contra las caries, la placa o las bacterias que provocan el mal aliento, no siempre se dice toda la verdad sobre su uso. Algunos expertos incluso han llegado a cuestionar los beneficios que tiene para la salud dental. 

Debates científicos al margen, queremos ofreceros en una visual infografía las claves de lo que sí se debe tener claro en materia de colutorios. Aquellas ‘no verdades’ que la leyenda urbana va imponiendo y que debemos aclarar por confusas. En todo caso, y como norma de uso, ante cualquier duda recuerda consultar siempre con tu odontólogo. Nadie mejor que los especialistas te ayudarán a tener claro como debes actuar en materia de prevención.

Esperamos que os resulte útil:

Enjuagues

 

Las muelas del juicio y sus problemas

maxresdefault

Las muelas del juicio, también llamadas cordales (de cordura), son el tercer molar que suele aparecer a las edades entre 17 y 25 años, pudiendo incluso no hacerlo nunca. Se llaman muelas del juicio ya que a la edad en que aparecen se supone que la persona tiene un juicio más desarrollado y completo que cuando aparece el resto de la dentición definitiva.

Existen cuatro muelas cordales, una por cada cuadrante bucal, y se sitúan en la última posición de la línea de la dentadura, al fondo de la boca.

dientes-macia

Cuando salen sanas y alineadas correctamente, estas muelas son un aporte valioso a la boca. Sin embargo, es muy común que las muelas del juicio salgan torcidas. Cuando salen de esa forma pueden apretar las estructuras en la boca, dañar los dientes vecinos (los hacen más propensos a la caries y la placa),  la mandíbula e incluso los nervios.

También sucede que las muelas del juicio pueden salir parcialmente, lo cual las hace propensas a caries y a otras enfermedades porque son difíciles de alcanzar con el cepillado y la seda dental, lo cual hace que se acumulen bacterias. Esto sucede porque no tienen suficiente espacio en la boca para salir completamente.

juicioe

De los problemas con las cordales y de las medidas que se pueden tomar hemos hablado con la Dra. Raquel Moar responsable de las cirugías, junto al Dr. Macía, del Centro Dental Macía.

-Existe un debate permanente sobre la utilidad de las muelas del juicio. ¿Qué papel desempeñan en nuestra dentadura y cuál desempeñó en el pasado?

Actualmente, solo son útiles si están bien posicionadas. A menudo esto no es así, ya que los cordales muchas veces están impactados en los segundos molares o ni siquiera se llegan a formar. En el pasado, en cambio, tenían un gran papel debido al tipo de alimentación humana.

-¿Es cierto que evolutivamente tendemos a perderlas?

Sí. Evolutivamente tendemos a perderlos ya que la dieta actual y la de nuestros ancestros son muy distintas. Hace miles de años, la dieta era mucho más dura, a base de cereales y por ello se necesitaban maxilares más grandes, potentes y con más muelas. Actualmente, son más pequeños y a menudo no queda espacio para las muelas del juicio. O ni siquiera se llegan a desarrollar.

-¿Una dentadura sin muelas del juicio está incompleta?

No. La función masticatoria se lleva a cabo perfectamente sin ellas.

-¿En qué casos es necesaria su extracción?

La extracción debe realizarse cuando existe un riesgo de dañar estructuras adyacentes como los segundos molares (suelen provocar caries por impactación), o el nervio dentario inferior. También debe estudiarse su extracción en caso de patología en la articulación temporo-mandibular por maloclusión, por un quiste dental asociado u otras complicaciones tumorales e incluso por desplazamientos dentarios. También en caso de infección recurrente de tejidos pericoronarios.

-¿Cuándo no es aconsejable?

No es aconsejable cuando el riesgo–beneficio no justifica la extracción. En estos casos, se pueden realizar resecciones de encía para minimizar el trauma de los tejidos adyacentes y la inflamación por impactación.

Revisar los dientes para empezar con fuerzas el nuevo curso

vuelta-al-cole

El verano se acaba y ya estamos con la Vuelta al Cole. Toca llenar las mochilas de libros, libretas, lápices,… Es tiempo de comprar la nueva ropa de cara a la próxima estación, pero también es el momento idóneo para revisar la salud bucodental de nuestros hijos. Una revisión nos dejará mucho más tranquilos para iniciar con fuerzas el nuevo curso escolar.

Está comprobado que en verano todos descuidamos nuestra higiene y alteramos nuestra dieta y nuestros hábitos de vida. Los más pequeños incluso más que los adultos. Helados, chuches, refrescos azucarados,… Después de casi tres meses es normal que los malos hábitos repercutan en la salud oral: Infecciones, gingivitis y caries son las principales causas de consulta al odontólogo en el mes de septiembre. En Centro Dental Macía tenemos a vuestra disposición una serie de tratamientos y ventajas para los más pequeños de la casa que seguro os interesarán.  

waiting-pic

1. Infecciones: las altas temperaturas, la falta de una adecuada higiene y la hidratación insuficiente suelen ser la causa de las infecciones orales. Con el calor nuestro organismo pierde más agua y si no la reponemos adecuadamente, se inicia un proceso de deshidratación que en la boca empieza con una disminución de la salivación, con lo que la saliva pierde su acción antibacteriana. Además tampoco puede arrastrar los restos de alimentos, lo que favorece la acumulación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías. La poca salivación también favorece las infecciones por hongos y la aparición de aftas.

2. Caries: la relajación en los hábitos de higiene por los cambios de horarios durante las vacaciones, la dificultad de lavarse los dientes regularmente cuando se pasa el día fuera de casa, el mayor consumo de bebidas azucaradas y helados son factores que favorecen la proliferación de microorganismos en la boca y la aparición de la tan temida caries. Es normal que los padres bajemos más la guardia durante las vacaciones con la rigidez de lavarse los dientes después de cada comida. Por eso, es muy conveniente comprobar cuanto antes que la temida caries no está actuando en los dientes de nuestros hijos.

ninho_cepillo

 3. Enfermedad Periodontal: Tanto la relajación en la higiene como la poca hidratación y las dietas desequilibradas favorecen la acumulación de placa y la inflación de las encías, que si no se trata a tiempo puede dar lugar a la enfermedad periodontal.

4. Traumatismos dentales no tratados: durante las vacaciones aumentan los traumatismos en los dientes. Los niños realizan más actividades al aire libre y por eso el riesgo se incrementa. En muchas ocasiones no acudimos al dentista con urgencia. Cuando, tras un traumatismo severo, se llega a salir el diente de su sitio (el alveolo dentario), es estrictamente necesario para la supervivencia de la pieza que el pequeño acuda al dentista dentro de las tres primeras horas, conservando el diente en leche o en suero fisiológico.

Si el traumatismo hubiera provocado la fractura de una parte del diente o la muela, cuanto antes se visite al dentista será mejor para evitar que se siga rompiendo, puesto que queda muy debilitada. Es frecuente que, cuando acuden a la consulta un mes o varias semanas después, las reconstrucciones son más aparatosas, más caras y, a veces, inviables.

17f75af0c0d9ac4c33150c46b0679e39

 Y aún así es posible que los niños sufran alguno de estos problemas y no seamos conscientes, por lo que se hace necesaria una visita de rutina antes de empezar el cole para poner remedio de forma precoz a estos problemas. Se trata de que los niños puedan gozar de una salud bucodental de hierro para poder hacer frente al nuevo curso sin más preocupaciones que las estrictamente académicas.

Vuelta al cole… con la boca sana

 

29

Empieza el curso escolar y todos queremos que nuestros hijos empiecen la nueva etapa lo más sanos y felices posible. Hemos disfrutado de las vacaciones a tope y, quizás, hemos descuidado más de la cuenta la higiene bucal. Vuelve la normalidad y con ella la tan necesaria rutina que incluye hábitos mucho más saludables y beneficiosos para nuestro organismo. 

los dientes

Después del largo periodo vacacional del que disfrutan los niños, es conveniente realizar una revisión por un especialista para comprobar que el verano no ha causado ningún desperfecto en sus dientes. Las familias deben saber que nunca es demasiado pronto para empezar con el cuidado bucal (cuando el bebé cumpla su primer año de edad) y que más vale prevenir que curar.

135848474

¿QUÉ HACER PARA EVITAR LAS CARIES?

Algunos factores que pueden ayudar a prevenir caries son chequeos regulares por dentistas, una dieta baja en azúcar y dulces (incluyendo los zumos de frutas), y un buen ejemplo de los padres.

¿CÓMO ATANCAN LOS AZÚCARES A LOS DIENTES?

Los gérmenes invisibles, llamados bacterias, se encuentran en la boca todo el tiempo. Algunas de estas bacterias forman un material pegajoso, llamado placa, en la superficie de los dientes. Las bacterias de la placa destruyen el azúcar que llega a la boca, y lo convierten en ácidos. Estos ácidos son muy potentes y disuelven el esmalte que cubre los dientes. De esa manera, se forman las caries dentales. Si comemos menos dulces, las bacterias producirán cantidades más pequeñas del ácido que destruye el esmalte del diente.

1012098_352926571505333_968029366_n

¿LAS CHUCHES SON UN PELIGRO PARA LA SALUD BUCAL?

Evita dar a los niños alimentos que se peguen a los dientes como chicles y caramelos blandos. Por su permanencia prolongada en la superficie de los dientes causan caries más fácil y rápidamente. Los dulces pegajosos dan a los dientes un baño largo de azúcar, porque se quedan en la boca más tiempo que las comidas que se mastican y se tragan rápidamente. Un niño genera ácidos dañinos en su boca cada vez que picotea chuches. Los ácidos continúan afectando a sus dientes durante 20 minutos, antes de ser neutralizados y dejar de causar daño. Eso quiere decir que mientras más dulces coman durante el día, más a menudo proveen de alimento a las bacterias que causan la caries dental. Si vas a dar un dulce a tu hijo, es mejor hacerlo después de una comida. Pero no olvides el cepillado de los dientes después.

shutterstock_58774165

Para que los niños lo entiendan y se conciencien de la importancia de llevar una buena higiene dental podríamos resumir el proceso de formación de las caries en una operación relacionada con las matemáticas: bacterias en la boca + alimentos dulces + tiempo = ácido = caries